Misión Visión y Valores de Airbnb: de Colchones inflables a dominar la industria

Misión Visión y Valores de Airbnb

Tabla de Contenidos

Conoce la Misión Visión y Valores de Airbnb y descubre cómo 3 amigos pasaron de rentar colchones inflables en su apartamento a ser socios de una empresa de 31.000 millones de dólares.

AIRBNB FUNDADORES

Mucho antes de que Airbnb convenciera a extraños para que durmieran en las casas de otros y se convirtiera en una empresa de 31.000 millones de dólares, era sólo una idea para ganar dinero extra y pagar la renta.

Descubra cómo tres amigos pasaron de alquilar un colchón inflable en su apartamento a crear una empresa multimillonaria.

Historia de Airbnb

La idea detrás de Airbnb

Corría el año 2007 y los compañeros de piso Joe Gebbia y Brian Chesky no podían pagar el alquiler en San Francisco.

La pareja sabía que se iba a celebrar una gran conferencia de diseño en San Francisco, y eso hacía que fuera difícil encontrar hoteles.

Y todo empezó con un correo electrónico: Gebbia escribió a Chesky con una idea: ¿Qué pasaría si convirtieran su loft en una cama y desayuno de diseñadores, con una alfombra para dormir y el desayuno? Era una forma de “ganar algo de dinero”. 12 años después, esa idea vale 31.000 millones de dólares.

El dúo, que se había conocido en la Facultad de Diseño de Rhode Island, pensó que actuar como guías turísticos de los diseñadores sería una forma divertida de ganar dinero.

Crearon una página web sencilla, airbedandbreakfast.com, compraron tres colchones inflables y los colocaron en su loft.

Sus primeros huéspedes, dos hombres y una mujer, aparecieron. Cada invitado pagó 80 dólares por alojarse en el colchón inflable. 

Uno de ellos, Amol, era otro diseñador que ayudó a Joe y Brian en sus presentaciones.

“Ser uno de los primeros huéspedes de Airbnb se siente como estar en The Tonight Show, pero no sabía que estaba en The Tonight Show”, dijo Amol en 2012.

Gebbia y Chesky pronto se dieron cuenta de lo grande que podía ser su idea. Se reunieron con su antiguo compañero de piso, Nathan Blecharczyk, para convertirla en un negocio.

Anonimato y Cereales electorales

Los socios trabajaron en un servicio de búsqueda de compañeros de piso durante cuatro meses hasta que se dieron cuenta de que Roommates.com ya existía. Entonces volvieron a trabajar en Air Bed and Breakfast.

La empresa se lanzó por segunda vez y nadie se dio cuenta.

La tercera vez fue en SXSW en 2008, pero sólo tenían dos clientes, y Chesky era uno de ellos.

En el verano de 2008, los fundadores habían terminado una versión final de Air Bed and Breakfast y fueron a reunirse con inversores.

Toda la experiencia se había rediseñado en torno a la necesidad de hacer sólo tres clics para reservar una estancia; de lo contrario, era demasiado difícil. Los inversores no estaban convencidos.

Las presentaciones a 15 inversores ángeles les dejaron ocho rechazos, y siete personas les ignoraron por completo.

Arruinados y endeudados, decidieron lanzar Air Bed & Breakfast (de nuevo) en la Convención Nacional Demócrata de 2008 en Denver.

Como habían aprendido de su primera vez como anfitriones, la escasez de habitaciones de hotel significaba que la gente buscaría otras opciones.

Como el sitio no ganaba dinero, los chicos transformaron las cajas de cereales en Obama O’s y Cap’n McCains y las vendieron en la calle por 40 dólares cada una.

Cajas-cereales-desayuno-Obama-Airbnb

Cada una venía con un número de edición limitada e información sobre la empresa. Su estrategia de marketing les proporcionó 30.000 dólares para invertir en la empresa.

El único VC que se fijó en ellos fue Paul Graham.

Paul Graham
Paul Graham

Graham invitó a los chicos a unirse a Y Combinator, una prestigiosa aceleradora de empresas que reparte dinero y formación a cambio de una pequeña parte de la empresa.

La empresa pasó los tres primeros meses de 2009 en la aceleradora, trabajando para perfeccionar su producto.

Incluso durante Y Combinator, recibieron el famoso rechazo de los inversores.

Fred Wilson, de Union Square Ventures, admitió en 2011 que no había conseguido mirar más allá del nombre Air Bed and Breakfast y ver el negocio.

“No pudimos entender que los colchones inflables en los suelos de los salones fueran la próxima habitación de hotel y no perseguimos el negocio. Otros vieron el increíble equipo que nosotros vimos, los financiaron y el resto es historia”, escribió Wilson.

De Airbed and Breakfast a Airbnb

La empresa continuó con sus técnicas de creación de empresas.

Aprovechando sus conocimientos de diseño, los fundadores pusieron en marcha un ambicioso proyecto para conseguir que sus anfitriones se enamorasen de la empresa.

Visitaron a todos sus anfitriones en Nueva York para quedarse personalmente con ellos, escribir reseñas y fotografiar profesionalmente sus lugares.

En marzo de 2009, la empresa finalmente desechó el nombre Air Bed & Breakfast y lo simplificó a “Airbnb”.

Se acabaron las asociaciones confusas con los colchones inflables.

Un mes más tarde, en abril de 2009, Airbnb consiguió finalmente una inversión inicial de 600.000 dólares de Sequoia Capital.

Chesky lo describe como pasar de comer sólo restos de cereales a ser “rentable con el ramen”.

Fue entonces cuando la empresa pisó el acelerador del crecimiento y aprendió mucho sobre su negocio.

Chesky es famoso por haber vivido exclusivamente en Airbnbs durante unos meses en 2010, cuando sus empleados se agolparon en el espacio de la habitación que quedaba en su apartamento.

En 2011, cuatro años después de los primeros huéspedes del colchón inflable, Airbnb ya estaba en 89 países y había alcanzado el millón de noches reservadas en la plataforma.

Además, ganó por fin el premio a la aplicación móvil revelación en el SXSW, un éxito definitivo tras su tibio lanzamiento en el festival en 2008.

Ese mismo año, algunos de los mayores inversores del valle invirtieron 112 millones de dólares en la empresa, valorándola en más de 1.000 millones.

Eso convierte a Airbnb en un “unicornio” de Silicon Valley.

Problemas y batallas legales

Poco después, la empresa de rápido crecimiento tuvo un problema.

A un anfitrión le destrozaron la casa por completo.

Otros anfitriones empezaron a quejarse de que los huéspedes montaban jaleos o dejaban su casa en mal estado a la mañana siguiente.

La empresa empezó a aplicar una política de cobertura, y en el verano de 2012 la aumentó a un millón de dólares en concepto de “garantía para los anfitriones”.

La empresa también tenía un problema creciente de personas que eran multadas o desalojadas por alquilar su casa en Airbnb.

Las ciudades pronto tuvieron un problema creciente con los alquileres de Airbnb, y comenzaron los dolores de cabeza de la empresa en cuanto a la regulación.

Con las batallas legales (y los huéspedes revoltosos) que plagaban la plataforma para compartir casa, Airbnb decidió hacer un rediseño en 2014.

El nuevo logo, llamado Bélo, fue inmediatamente criticado por parecerse más a los genitales que a un símbolo de pertenencia.

Evolución del Logo de Airbnb
Evolución del Logo de Airbnb

A pesar de su enfoque en la pertenencia, las ciudades comenzaron a rechazar los alquileres de Airbnb.

Nueva York amenazó con prohibir Airbnb y los alquileres a corto plazo en 2014 y multar a cada anfitrión.

Muchas leyes de la ciudad hicieron ilegal el alquiler de su unidad sin estar presente durante menos de 30 días.

Manifestación en contra de Airbnb
Manifestación en contra de Airbnb

Ni siquiera la ciudad natal de Airbnb en San Francisco estaba contenta.

La empresa gastó más de 8 millones de dólares en otoño de 2015 para combatir una iniciativa electoral impulsada por los ciudadanos que pretendía limitar los alquileres de Airbnb.

A pesar de los quebraderos de cabeza normativos, la empresa intentó actuar según su promesa de “pertenecer a cualquier lugar”.

Empezó a recaudar los impuestos de los hoteles y a remitirlos a algunas ciudades. También se comprometió a dar a las ciudades algunos de sus datos como parte de un “pacto comunitario”.

Incluso con batallas legales y el descontento de ciertos sectores de la población, los usuarios de Airbnb lo siguen escogiendo como una alternativa flexible, cómoda y en algunos casos más económica.

Misión Visión y Valores de Airbnb

Misión de Airbnb

Misión de Airbnb
Misión de Airbnb

MISIÓN: “La misión de Airbnb es ayudar a crear un mundo en el que se pueda pertenecer a cualquier lugar y en el que la gente pueda vivir en un lugar, en lugar de limitarse a viajar a él.”

Visión de Airbnb

Visión de Airbnb
Visión de Airbnb

VISIÓN: “Pertenecer en cualquier lugar.”

Valores de Airbnb

Valores de Airbnb
Valores de Airbnb

VALORES: Defienda la misión, Ser anfitrión, Simplificación, Aventura.

Misión Visión y Valores de AMD
Misión Visión y Valores de AMD

En esta entrada conocerás cuáles son la Misión Visión y Valores de AMD, quedate y descubré la historia detrás de está fabricante de microchips.